top of page

El cuerpo y el mundo 3D

(Mensaje a mi mamá de cuando ella aún ella no había mudado de piel - 05/26/2022)


Mamá, perdóname por ser dura contigo, por juzgarte y presionarte. También, perdóname por no darte un abrazo en los momentos más difíciles de tu vida y rechazar tus invitaciones a viajar. Quiero abrazarte, pero me cuesta tanto. Necesito aprender.


Ahora, permíteme compartir contigo mis pensamientos sobre la vida y la muerte.

 

Creo que somos energía, alma y conciencia, universo y espacio. Somos mas que el cuerpo; nuestro instrumento para habitar la tierra. Cada alma recibe este regalo para disdrutar el plano de las flores y los árboles, para experimentar olores, sabores y el tacto. El cuerpo nuestra herramienta para sentir y, al hacerlo, crear memorias, recuerdos y evolucionar. El cuerpo es frágil, es orgánico, y un día debemos dejarlo. Cambiamos de piel, pero el alma y su esencia existen en el espacio, encontrarán otra materia orgánica para experimentar el plano material.


Vos no sos tu cuerpo ni tus pensamientos, tus sentimientos, recuerdos ni memorias. Sos parte de la energía universal. Todo lo demás te pertenece, es tuyo, merece tu atención y cuidado, pero no sos vos.


Así lo veo, y cuando llegue el momento en que tu luz deba dejar ir todo lo que pertenece a la tierra, sé que tu energía y tu alma estarán siempre entrelazadas con la mía, como una sola entidad. Quizás la piel, que lleva heridas, se ha interpuesto en nuestro camino y, por razones que desconozco, no ha permitido que nuestras energías se abracen y nuestras almas se toquen. 


Estoy tranquila ante la posibilidad de tu partida, porque sé que no es solo tu cuerpo el que me da felicidad. Te amo a vos, a tu luz, tu energía, a tu ser. Sé que te sentiré en ese espacio donde las memorias se combinan y podremos revivirlas. 


Ha sido un proceso difícil, pero conozco ese espacio donde no existe el cuerpo. Por eso, no quiero más la piel herida entre nosotras ni entre las demás personas que amo. Para lograrlo debo aprender a sentir mi cuerpo, dejarlo ser, permitirle llorar y abrazar. Debo entregarme sin resistencia. 


Mi cuerpo, mi casa en la tierra, el portal visible entre tu alma y la mía. 


Esta es mi meta: permitir al cuerpo ser el portador y dador de mi luz, permitirle ser el mensajero del universo y de mis ancestros, permitirle manifestar y materializar los mensajes y regalos que recibo. 


Mamá, sé que nuestra energía existe, intermitente, pero existe por siempre.


En la tierra, mi religión es la vida.

En el espacio, la energía.

En mí, el alma.

En otros, mi luz.


12 views0 comments

Recent Posts

See All

Commentaires

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note
bottom of page